martes, 20 de julio de 2010

En la Universidad Carlos III de Madrid desarrollan un nuevo sistema online para la mediación jurídica dirigida a personas con discapacidad

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) han creado una plataforma electrónica de mediación y arbitraje para la resolución jurídica de conflictos sin la necesidad de los servicios de un juez y que está dirigida a personas con discapacidad.

La mediación es una forma jurídica de resolución de conflictos donde se sustituye la figura de un juez o un árbitro por la figura de un mediador, encargado de ayudar a las partes a llegar a un acuerdo de forma consensuada. El proyecto SEMADISC (Sistema Electrónico de Mediación y Arbitraje para Personas con Discapacidad) busca proporcionar una herramienta software para la intermediación y el arbitraje centrada en personas con problemas de accesibilidad o con algún tipo de discapacidad.

El proyecto surge gracias a las sinergias del Campus de Colmenarejo de la UC3M, en el que conviven profesores e investigadores de distintas ramas del conocimiento. En concreto, este proyecto multidisciplinar, a caballo entre el derecho y la ingeniería informática, ha sido creado por investigadores del Grupo de Inteligencia Artificial y Aplicada (GIAA) y el Instituto de Derechos Humanos 'Bartolomé de las Casas' de la UC3M.

La idea principal del sistema es proporcionar los medios adecuados para que cualquier persona, y especialmente las personas con discapacidad, pueda disponer de forma gratuita y universal de un servicio con el que resolver sus problemas de manera cómoda, pacífica y dialogada.

"Es una herramienta electrónica accesible que permite a la personas con discapacidad gozar de la misma autonomía e independencia a la hora de luchar por sus derechos que otra persona sin discapacidad, de manera que la persona con discapacidad no dependa de un tercero para ejercer este tipo de defensa de sus derechos", comenta uno de los padres del sistema, Miguel Ángel Patricio, del GIAA.

Los investigadores ya han obtenido un primer prototipo de esta plataforma online, accesible desde cualquier navegador web y adaptada a las necesidades especiales de los usuarios, que permite realizar los trámites relacionados con el proceso de mediación, como crear un caso y realizar peticiones a los expertos, subir documentos relacionados con el caso, disponer de un acta donde se registra el avance del proceso o agilizar la comunicación de los implicados al avisar por diferentes medios cuando se produce alguna novedad.

En la actualidad se están completando las funcionalidades de este primer prototipo con el objetivo de poder pasar a una segunda fase que consistiría en poner a prueba la herramienta y que ésta sea validada por algunas asociaciones y organizaciones dependientes con las que se ha contactado. "Para esta primera prueba piloto estamos seleccionando y formando alumnos de Derecho que harían la función de mediadores", explica la profesora de la UC3M, Mª del Carmen Barranco, miembro del Instituto de Derechos Humanos 'Bartolomé de las Casas' y del proyecto Consolider-Ingenio 2010 "El tiempo de los derechos". A partir de esta fase de validación - añade - se detectarán mejoras y nuevas oportunidades que serán incorporadas a la plataforma para poder llegar a su funcionalidad completa".

FUNCIONAMIENTO DE LA PLATAFORMA

Para que SEMADISC funcione debe existir un equipo jurídico que asesore y haga el papel de mediador, formado por asociaciones y entidades públicas que colaboren con el proyecto, proporcionando, en todo caso, un servicio gratuito para el ciudadano que lo demande. El proceso comenzaría con el envío de una solicitud por parte del usuario afectado por un problema. Dicha solicitud sería estudiada por los mediadores, que se encargarían de ponerse en contacto con el resto de implicados en el caso. Una vez puesto en marcha el proceso, se resolverían los problemas por vía extrajudicial gracias al asesoramiento de los grupos de expertos juristas integrantes del proyecto.

La plataforma ha sido desarrollada cuidando los detalles técnicos y asegurando el correcto cumplimiento de los requisitos legales que rodean el sistema. SEMADISC se basa en los estándares del W3C, organismo internacional dedicado a la estandarización de la Web, tanto para accesibilidad como para corrección del código de la aplicación. Se ha tenido especial cuidado con la privacidad de los usuarios, la seguridad y la adaptación a la legislación en el ámbito de la protección de datos, adatando todo el proceso a la Ley 15/1999, de protección de datos de carácter personal. "El sistema da respuesta al RD 1417/2006, de 1 de Diciembre, que desarrolla la Ley 51/2003, de igualdad de oportunidades y no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, conocida como LIONDAU, que desarrolla la previsión del legislador de crear un sistema de arbitraje alternativo para la solución de las cuestiones que plantease la eficacia de esta ley", explica Mª del Carmen Barranco. SEMADISC nace como una plataforma de apoyo a este tipo de casos, basándose en las tecnologías de la información para ofrecer soporte a todo el proceso. Esta característica acerca el sistema a las personas con discapacidad, que tienen diferentes problemas para poder llevar este tipo de procesos con normalidad. Por otra parte, la herramienta se ha diseñado siguiendo un flujo de proceso flexible capaz de poder adaptarse a cualquier proceso de mediación de cualquier ámbito jurídico (mercantil, administrativo, etc.).

Este proyecto ha sido financiado por el IMSERSO y tiene como centro de referencia el CEAPAT. El proyecto ha contado con una gran expectativa en el ámbito de la discapacidad contando con el interés de organizaciones como el CERMI, la ONCE, el CNSE o el Real Patronato, que se han ofrecido a la colaboración de evaluación del primer prototipo.

A continuación la Profesora Dra. Mª del Carmen Barranco Avilés explica las características del Sistema (SEMADISC):


FUENTE: UC3M - mi+d