martes, 25 de mayo de 2010

En Colombia hay más de 150 mil desplazados por año.


Open publication - Free publishing - More desplazados
Informe del Representante del Secretario General de la ONU sobre los derechos humanos de los desplazados internos, Walter Kälin. 2010.


Alarma a ONU desplazados de Colombia
Aumenta 150 mil personas por año

En Colombia no existe ningún conflicto armado interno, según afirma el Gobierno. Sin embargo, según datos de Naciones Unidas, Colombia es el segundo país con más desplazados internos del mundo, y según el Tribunal Constitucional colombiano, un 50% de estos desplazados son menores de 18 años.

El desplazamiento fozoso de personas en Colombia crece a razón de 150,000 personas por año, denunció este martes en Ginebra Ariranga Govindasamy Pillay, uno de los 18 expertos de Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU.

"El desplazamiento forzoso aumenta en 150,000 personas por año y en los dos primeros meses de 2010 hubo ocho asesinatos de estas personas", indicó Pillay, uno de los 18 expertos de Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, durante el examen de la situación en Colombia, ante una delegación de ese país.

Este Comité vigila el cumplimiento de Pacto de Derechos Economicos, Sociales y Culturales, uno de los dos pactos fundadores de la ONU, tomándole examen cada cuatro años a los Estados que lo han ratificado, como ocurre ahora con Colombia.

La ONU por medio de uno de sus miembros del Comité de Derechos Económicas Sociales y Culturales mostró preocupación ante el hecho de que: "El 94% de los desplazados vive por debajo del umbral de pobreza y solo el 20% de las tierras despojadas son investigadas, ¿qué pasa con el 80% restante? parecería que hay impunidad para los infractores", subrayó Pillay.

Durante una evaluación en Ginebra de la situación colombiana que contó con la presencia de una delegación de ese país, la experta del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la (ONU), ente que conforman otros 18 especialistas, aseguró que "el desplazamiento forzoso aumenta en 150 mil personas por año y en los dos primeros meses de 2010 hubo ocho asesinatos de estas personas".

Además informó que "el 94 por ciento de los desplazados vive por debajo del umbral de pobreza y solo el 20 por ciento de las tierras despojadas son investigadas, ¿qué pasa con el 80 por ciento restante? parecería que hay impunidad para los infractores".

Colombia es el segundo país del mundo con más población desplazada, según el IDMC.

El Centro de Control de Desplazamientos Internos (IDMC por su sigla en inglés) hizo el reporte. Colombia, con 4,3 millones de desplazados, sólo es superado por Sudán, con 4,9 millones.

El informe que de Colombia hace el IDMC está basado en datos de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (COHDES), presentados con anterioridad en el país.

El IDMC, dependiente del Consejo Noruego de Refugiados, presentó hoy el informe en un acto en Nueva York en el que estuvieron presentes el máximo responsable de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, y el subsecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, John Holmes.

En el documento se recuerda que Colombia es el único país latinoamericano con un conflicto a gran escala que sigue causando un alto índice de desplazamientos internos.

De hecho, el IDMC atribuye al conflicto colombiano el aumento el año pasado de 7 por ciento en el número de refugiados internos de la región.

Los desplazados internos colombianos, que representan 9,3 por ciento de la población nacional, suelen ser residentes de áreas rurales que huyen de la violencia protagonizada por las guerrillas y las nuevas encarnaciones de los grupos paramilitares, según el IDMC.

En lugar de concentrase en campos, se dispersan en zonas urbanas pobres y reciben un apoyo institucional inicial, aunque posteriormente se ven obligados a sobrevivir sin mucha ayuda del Gobierno o de las agencias internacionales, afirma esa entidad.

A ello se agrega que en 46 por ciento de los casos, las familias colombianas desplazadas solamente cuentan con la madre, debido a que el padre ha sido asesinado o está desaparecido.

Los menores de 18 años, que representan 36 por ciento de la población desplazada, tienen mayores posibilidades de ser víctimas del reclutamiento forzoso que llevan a cabos los diferentes grupos armados.

Al mismo tiempo, entre las niñas y jóvenes desplazadas se registra un mayor índice de abusos y explotación sexual, advierte el informe.

Sus autores lamentan que el progreso que logró el país en los últimos años en la redacción de leyes de amparo a esta población desplazada no se haya traducido en medidas tangibles, que les permitan mejorar sus duras condiciones de vida.

Colombia: medalla de plata en desplazados internos

Segun Amnistía Internacional, Colombia es, después de Sudán, el país con mas desplazados internos del mundo. Sólo en 2008, hasta 380.000 personas tuvieron que huir de sus hogares, lo que supuso un aumento de más del 24 por ciento con respecto a 2007. Hoy están desplazadas internamente entre tres y cuatro millones de personas, el equivalente a la población entera de Uruguay, lo que la convierte en uno de los países del mundo con mayor población desplazada internamente. Se cree que al menos 500.000 personas más han huido a países vecinos.

La mayoría de las personas desplazadas huyen de la violencia derivada de los 40 años de conflicto armado interno: muchas han sido sometidas deliberadamente a hostigamiento por la guerrilla, los paramilitares y las fuerzas de seguridad en el marco de estrategias que tienen por objeto expulsar a comunidades enteras de zonas de importancia militar, estratégica o económica.

Miembros de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas son los más afectados por el desplazamiento interno. En muchos casos viven en zonas en las que las partes en el conflicto están interesadas. Gran parte de la riqueza acumulada por los paramilitares y por quienes les respaldan dentro de la política y el sector empresarial está basada en la apropiación indebida de tierras. Se calcula que se han robado de este modo entre cuatro y seis millones de hectáreas de tierras que pertenecían a millares de campesinos, indígenas y afrodescendientes.

El trauma del desplazamiento puede ser especialmente profundo para las mujeres. Muchas han perdido a sus parejas en el conflicto y deben mantener a sus familias en condiciones muy difíciles. Si consiguen encontrar refugio en los barrios marginales de los núcleos urbanos, éste suele ser inseguro e inadecuado.

ONU denuncia que en Colombia hay más de 150 mil desplazados por año.

La funcionaria la Organización de Naciones Unidas, (ONU) Ariranga Govindasamy Pillay, denunció que en Colombia ocurren unos 150 mil desplazamientos por año debido al conflicto armado que vive la nación, y que en lo que va de 2010 han asesinado a ocho de estas personas por razones desconocidas.

La ONU por medio de uno de sus miembros del Comité de Derechos Económicas Sociales y Culturales mostró preocupación ante el hecho de que el 94 por ciento de los desplazados de Colombia viven por debajo del umbral de pobreza. Colombia es después de Sudán el país que más personas en esa situación tiene de todo el mundo.

Durante una evaluación en Ginebra de la situación colombiana que contó con la presencia de una delegación de ese país, la experta del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la (ONU), ente que conforman otros 18 especialistas, aseguró que "el desplazamiento forzoso aumenta en 150 mil personas por año y en los dos primeros meses de 2010 hubo ocho asesinatos de estas personas".

Además informó que "el 94 por ciento de los desplazados vive por debajo del umbral de pobreza y solo el 20 por ciento de las tierras despojadas son investigadas, ¿qué pasa con el 80 por ciento restante? parecería que hay impunidad para los infractores".

Cada cuatro años, el citado Comité realiza un examen a los Estados para analizar la evolución de la situación de los despolazados por guerras.

En tanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) mediante un informe emitido el pasado 26 de abril indicó que Colombia figura después de Sudán como el país que más desplazados tiene de todo el mundo.

El estudio reveló que las consecuencias del conflicto armado colombiano se han intensificado respecto al periodo del 2006 al 2008, porque los desplazados se han convertido en víctimas invisibles de la guerra, según Christophe Beney, jefe de la delegación en Colombia del CICR.

El informe del CICR registra tres millones 300 mil desplazados en la actualidad, es decir, más del 7 por ciento de la población, cifra que se ubica como la mayor en la historia del conflicto armado interno.

La cantidad coincide con las declaraciones del ministro colombiano de Planeación, Esteban Piedrahita, jefe de la delegación de su país presente en Ginebra, quien no desmintió las aseveraciones de Pillay y reconoció que en su nación se tiene "una deuda enorme con los desplazados internos, que son tres millones 300 mil, alrededor del 7 por ciento de la población".

Según el Director de Acción Social de Colombia, Diego Molano, "el desplazamiento forzado es el resultado de un proceso de violencia en Colombia por muchos años. Colombia ha sido un país con mucho más territorio que Estado".

"Tenemos una deuda enorme con los desplazados internos, que son 3.300.000, alrededor del 7% de la población", reconoció el ministro colombiano de Planeación, Esteban Piedrahita, jefe de la delegación de su país en esta comparecencia, quien no desmintió las alegaciones de Pillay.

Para Jomary Orteon Osorio, del Colectivo de Abogados de Colombia, presente en las deliberaciones, aunque las ONG no pueden hacer uso de la palabra en estas reuniones, la cifra de los desplazados ascendería a 4.500.000, que habrían sido expoliados de 6 millones de hectáreas de tierra.

"La mitad de los desplazados en Colombia son mujeres y no hay una política del gobierno para la protección de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres, en particular respecto a la salud, la vivienda, el trabajo, la educación y la alimentación" sostuvo María Eugenia Ramírez, de la ONG colombiana CLADE, presente en Ginebra.

"Hemos confiscado dos millones de hectáreas a grupos criminales que se apropiarán ilegalmente de esas tierras y ahora la justicia va a decidir la devolución a sus verdaderos propietarios", agregó el ministro Piedrahita.

El pasado 24 de marzo, un informe de la alta comisionada adjunta de Naciones Unidas para Derechos Humanos (DDHH), Kyung-wha Kang, denunció mediante un informe que en Colombia han aumentado las amenazas contra las garantías ciudadanas.

También, la representante de la Organización No Gubernamental colombiana CLADE, presente en Ginebra, María Eugenia Ramírez, reveló que "la mitad de los desplazados en Colombia son mujeres y no hay una política del gobierno para la protección de los derechos económicos, sociales y culturales de ellas, en particular respecto a la salud, la vivienda, el trabajo, la educación y la alimentación".

Por otra parte, Piedrahita admitió que el 30% del territorio de Colombia se encuentra habitado por poblaciones indígenas, y el 5% por descendientes de africanos, siendo un país de 45 millones de habitantes, en una superficie equivalente a las de Francia y España juntas. "Las poblaciones indígenas y los afrocolombianos son los más pobres del país", subrayó Zdislaw Kedzia, otro de los expertos de este Comité, un dato que tampoco fue desmentido ni corregido por la delegación colombiana.

A continuación el informe: