domingo, 28 de febrero de 2010

Sentencia Sobre El Referendo Reeleccionista (C-141/10)

Por 7 votos contra 2, la Corte Constitucional falló mediante Sentencia (C-141/10), que una segunda reelección socava principios básicos de la Carta del 91. Mayoría apoyó ponencia que hundía la iniciativa por vicios de trámite.

La mayoría de los magistrados, dedecidieron que las irregularidades en la campaña de recolección de firmas y en el trámite en el Congreso hacen inconstitucional el referendo. Advirtieron que el Congreso no tiene facultades para cambiar preceptos básicos de la Carta Política, incluso tratándose de iniciativas ciudadanas. En ese punto concluyeron que una segunda reelección viola principios como la separación de poderes, la igualdad, la alternancia democrática y el sistema de pesos y contrapesos establecido por la Constitución del 91 y por lo tanto, incluso sin vicios de forma, la iniciativa no debía prosperar.

Los argumentos más importantes de la sentencia de la Corte

1. La Constitución prevalece. "La vigencia efectiva de la Constitución Política es la mayor garantía de los derechos fundamentales, del respeto a la dignidad de las personas, la libertad, la igualdad, la diversidad y el pluralismo como valores sociales aglutinantes.

El principio de supremacía constitucional permite que hombres y mujeres consideren la Carta Política como un factor de cohesión, el alero protector que a todos nos cobija".

2. Esencia de la Carta es intocable. "La Corte reitera su jurisprudencia en relación con los límites del poder de reforma de la Constitución, insistiendo en que el poder constituyente derivado tiene competencia para reformarla, más no para sustituirla, por lo cual todo cambio en la identidad del texto constitucional implica un vicio de competencia por exceso en el ejercicio del poder reformatorio, reiterando que a la luz de la jurisprudencia de esta corporación no proceden reformas constitucionales que desconozcan los principios estructurantes o elementos definitorios de la Carta Política de 1991, pudiendo realizarse el control incluso sobre la ley misma que las convoque (...)

Respecto de la Ley 1354, encontró la Corte que desconoce ejes estructurales de la Constitución, como el principio de separación de poderes, el sistema de pesos y contrapesos, la regla de alternación y periodos preestablecidos, el derecho de igualdad y el carácter general y abstracto de las leyes".

3. La campaña. "La Corte Constitucional verificó la ocurrencia de un conjunto de irregularidades vinculadas a la campaña de financiación a favor de un referendo de reforma constitucional.

Tales anomalías, vistas en conjunto, configuran una grave violación de los principios básicos de un sistema democrático, a saber, la transparencia y el pluralismo político del elector, consagrados en el artículo 1° 155-364 constitucionales y la ley de Mecanismos de Participación".

4. La violación de los topes. "El Comité de Promotores gastó una suma global que supera más de seis veces lo autorizado por el Consejo Electoral. A eso se añade que recibió aportes individuales superiores hasta casi 30 veces lo permitido (...) Toda la actuación ha sido dirigida a burlar mandatos legales y constitucionales, como también el principio del pluralismo, al permitirse contar con recursos desproporcionados para privilegiar la propuesta".

5. Faltó la certificación. "La ausencia de la certificación del Registrador inhibe la creación del trámite legislativo y vicia de constitucionalidad todo el procedimiento adelantado en el Congreso (...) Un segundo vicio del procedimiento legislativo consiste en la modificación del texto: Tal cambio entrañaba la posibilidad de proponer al pueblo la posibilidad de la segunda reelección inmediata, mientras que el texto original refería una reelección mediata".

6. Castigo a tránsfugas. "Se constata que a la cadena de irregularidades que constituyen vicios de inconstitucionalidad se suma el hecho de que 5 representantes de Cambio Radical votaron en contra de las directrices (...) Un cambio de partido en las condiciones específicas, y como parte de una cadena de vicios y de irregularidades, no puede ser instrumento para desconocer la Constitución".

Sentencia Referendo Reeleccionista:

Sentencia Referendo Constitucional
Proyecto de Sentencia del Referendo Presidencial: M.P. Humberto Sierra Porto.

Proyecto Sentencia Referendo. Mag. Sierra Porto

Solidaridad con CHILE


Ante las difíciles circunstancias que vive la ciudadanía chilena frente al reciente terremoto de 8.8 grados en escala de Richter , todas las Naciones del Mundo están  llamadas a la solidaridad.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, el libio Ali Treki, hizo un llamamiento a la comunidad internacional a desplegar "todos los esfuerzos posibles para asistir con urgencia a Chile después de la catástrofe".

La Comisión Europea (CE) anunció que está en disposición de destinar 3 millones de euros para ayudar a hacer frente a las necesidades más urgentes y a "hacer todo lo que sea necesario para ayudar a las autoridades chilenas en este difícil trance".

El terremoto, de una magnitud de 8,8 grados Richter, según instituciones de EE.UU, y de 8,3, según Chile, sacudió el centro y sur de ese país a las 06.36 GMT, con el resultado de al menos 147 muertos y 15 desaparecidos, según el último informe oficial, y cuantiosos daños materiales.

Además, generó un "tsunami" en el Pacífico, que causó al menos tres muertos en el archipiélago chileno de Juan Fernández, por lo que en los países americanos ribereños de ese océano hay vigentes alertas de distintos niveles y medidas preventivas.

Treki envió sus condolencias al Gobierno y al pueblo chileno, al igual que poco antes hizo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien "sigue muy de cerca la evolución de los acontecimientos", señaló el portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, en un comunicado de prensa.
El sistema de Naciones Unidas, a través de su Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), está a la espera de ofrecer asistencia rápida al Gobierno y al pueblo chilenos.

Los países latinoamericanos fueron, junto a EE.UU., la Unión Europea (UE) y la ONU, los primeros en dar muestras de solidaridad con Chile, como hicieron con Haití, tras el sísmo de 7 grados del 12 de enero que devastó la capital haitiana y causó entre 200.000 y 300.000 muertos.