miércoles, 24 de diciembre de 2008

Felíz Navidad y un nuevo año 2009 lleno de éxitos y de PAZ


Felíz Navidad y un nuevo año 2009 lleno de éxitos y de PAZ


Ricardo Arrieta Castañeda
Santa Marta, diciembre 24 de 2008.

Deseo traer a este Blog un precioso comentario que el filósofo José Antonio Marina hacía en el Magazine de El Mundo hace un par de años (24.12.06). Nos servirá para recordar el sentido de la Navidad desde un planteamiento lleno de sentido común:

“Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad”

(Noticia de prensa)

La Navidad se ha vuelto contradictoria e híspida. Los laicistas se muestran tan pacatos y provincianos como los integristas confesionales.


La Navidad es una fiesta paradójica en tres niveles.


- Es una festividad religiosa en un mundo poco religioso.
- Es una fiesta familiar en un mundo donde las familias están en crisis.
- Es una fiesta de la infancia en un mundo donde los adultos diluyen la infancia en beneficio de un feroz consumismo.

Defiendo esta festividad como quien defiende un fortín.

-§ En primer lugar, porque recordar una figura tan conmovedora y magnífica como Jesús de Nazaret, un humilde judío que ha determinado (para bien) toda nuestra cultura, me parece un deber de justicia.

§ En segundo lugar, porque es la fiesta del Nacimiento. Con demasiada frecuencia consideramos que un embarazo es el “efecto colateral” de un buen rato, y un recién nacido un problema. Es difícil hacer compatible esta pesimista idea con la afirmación de la dignidad (es decir, del valor intrínseco) de toda vida humana. Que nazca un animalito es un hecho trivial, aunque sea humano; pero que nazca una personita es un hecho trascendental y sagrado. Por ello, deberíamos celebrar la misteriosa y cálida imagen de una madre con su bebé, como hizo el áspero Picasso en la parte más tierna de su obra.
§ Por último, la Navidad podría ser la ocasión de que todos, aunque sea por unas horas, nos liberáramos de nuestros resabios y resentimientos de adultos.
Esto dice José Antonio Marina. Magistral. Ahora nos queda liberarnos de rutinas o prejuicios y vivir desde estas claves, un año más, la Navidad.

Para todos una felíz navidad y un nuevo año 2009 lleno de éxitos y de PAZ.