miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Cambio Climático y los Derechos Humanos. A propósito de la Cumbre de Copenhagen


El cambio climático y los Derechos Humanos

El Secretario General de la ONU ha instado a los negociadores del acuerdo sobre cambio climático que se discute en Copenhague a redoblar sus esfuerzos, hacer lugar al compromiso y dar el empujón final. Ban Ki-moon sostuvo recientemente que si se deja todo para que lo resuelvan los líderes mundiales en el segmento de alto nivel de la Cumbre se corre el riesgo de aprobar un documento débil, que podría tener consecuencias catastróficas.

Los temas de ambiente vienen cobrando una importancia cada vez más relevante en la agenda de las organizaciones sociales, como un aspecto central de las demandas por lograr mejores condiciones de vida para la población. Como derecho reconocido por la Constitución, el no tener acceso a un ambiente sano y saludable, constituye una violación a los derechos humanos, con el agravante de que perjudica más profundamente a los sectores más vulnerables de la sociedad. Entendiendo al ambiente como una construcción humana, resultado de un abanico de factores sociales, económicos, políticos y tecnológicos que moldean la relación entre el hombre y la naturaleza. Con este marco, el cambio climático es también un grave problema de derechos humanos. El cambio climático está teniendo efectos muy dañinos en todas partes del mundo, particularmente en las comunidades rurales y más pobres. Sin embargo, aunque quienes más contribuyen al fenómeno sean los países más ricos, son estos los que menos lo sufren por tener los mejores recursos para combatir sus efectos, mientras que los países en desarrollo son los que más sufren sus repercusiones.

Hasta ahora las políticas vinculadas al cambio climático se han focalizado poco en sus posibles impactos sobre derechos humanos. Si tomamos en cuenta los sufrimientos individuales y la exposición a riesgos climáticos como punto de partida, los principios de derechos humanos pueden guiar las políticas de cambio climático. Hasta la fecha, los efectos del cambio climático sobre los derechos humanos han raras veces sido el objeto de una investigación sistemática, a pesar de que casi todos los derechos estén amenazados. El cambio climático creará nuevos riesgos para la salud, amenazará a recursos alimenticios y de agua, destrozará las tierras y los medios de subsistencia, y provocará migraciones forzosas y conflictos. El calentamiento global impactará desproporcionalmente a países que no tienen los recursos básicos para cumplir con algunas obligaciones de derechos humanos.

Los principios de derechos humanos pueden contribuir a la movilización y a la definición de fondos de adaptación. Aportan criterios para la evaluación de medidas de atenuación y de políticas de trasferencias de tecnología, procesos de toma de decisión y rendición de cuentas, las ventajas de litigar ante tribunales y también una serie de dilemas éticos y de política que resultan del cambio climático. El cambio climático en el ámbito de los derechos humanos. El cambio climático genera múltiples inquietudes relacionadas con los derechos humanos, desde riesgos para la salud humana – como el aumento en la incidencia del paludismo, la migración masiva, los problemas de suministro de agua y alimentos – hasta la desaparición de refugios, tierras, medios de subsistencia y culturas. Sin embargo, llama la atención que hasta la fecha se haya investigado de manera tan escasa y dispersa la interrelación que existe entre los diferentes aspectos de la problemática. No obstante, es muy probable que esta situación no continúe por mucho tiempo. Conforme los efectos del cambio climático se hacen cada vez más evidentes, es de esperar que los individuos afectados recurran a los derechos humanos para hacer sus reclamaciones y exigir respuestas efectivas. De hecho, hay personas que ya lo están haciendo.

Y conforme aumenta el consenso con respecto a la necesidad de adoptar acciones inmediatas para combatir los efectos del cambio climático, surgirán cada vez más muchos otros programas de índole social, política y económica que den mayor relevancia a los derechos humanos. Sin embargo, los derechos humanos no sólo tienen relevancia para abordar los asuntos relacionados con los efectos del cambio climático.

Las estrategias de adaptación y mitigación de dichos efectos también generan una serie de interrogantes relacionadas con los derechos humanos, como la dificultad de determinar a quién se debe adjudicar la responsabilidad de los daños ambientales extraterritoriales; cómo se deben distribuir las responsabilidades y los beneficios, así como los derechos y los deberes entre los autores y las víctimas de los desastres, tanto en el ámbito público como privado; y cómo crear mecanismos efectivos para hacer cumplir las responsabilidades. Los defensores de los derechos humanos también se verán obligados a analizar con mayor profundidad aspectos teóricos y conceptuales relacionados con esta temática, como los que se plantean a continuación. Al establecer estas conexiones, es preciso actuar tanto con previsión como con cautela.

El Cambio Climático. Una Cuestión de Derechos Humanos.

El tema de los derechos humanos puede resultar abrumador a nivel intelectual. La tendencia a pensar en concepciones morales absolutas puede crear confusión en torno a los complejos asuntos relacionados con los derechos humanos en vez de ayudar a esclarecerlos. Es un hecho que los juristas de los derechos humanos no suelen buscar el consenso o la conciliación, dos aspectos que son por lo general esenciales para la negociación de políticas orientadas a resolver con eficacia la problemática provocada por el cambio climático. Asimismo, durante el curso de las negociaciones relacionadas con el cambio climático se han planteado reiteradamente reclamaciones legales fundamentadas que terminan pasando inadvertidas o que simplemente resultan inadmisibles. Las circunstancias actuales motivan a orientar la reflexión hacia la relación entre los derechos humanos y el cambio climático, así como formular claramente las cuestiones más relevantes respecto al tema.

El objetivo común (de todos) consiste, por un lado, en determinar si los principios, el derecho y la política de derechos humanos están preparados para afrontar los problemas provocados por el calentamiento global y, por otro lado, identificar el modo en que los instrumentos de derechos humanos pueden contribuir a crear un régimen justo que permita controlar y mitigar los efectos del cambio climático. Así pues, el cambio climático no es solamente una cuestión de medioambiente sino también una cuestión de derechos humanos.


En este contexto, del 7 al 18 de diciembre /09 se realiza en Copenhagen, la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas. Por estos motivos, organismos de derechos humanos de todo el mundo han organizando actividades para exigir la formación de un tratado en Copenhagen, que no solo prevenga el daño del ambiente y baje las emisiones que causan el calentamiento global, sino que también provea los recursos para que los países en desarrollo puedan enfrentarse al cambio climático y adoptar métodos de desarrollo sustentables.

Documentos relacionados:

Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático:

Protocolo de KYOTO:
_
Derechos Humanos y Cambio Climático en las Américas: