miércoles, 15 de diciembre de 2010

La Pobreza en "una sociedad para todos"

Cada año, se llama la atención mundial a los esfuerzos para erradicar la pobreza y promover el bienestar social, la igualdad y el pleno empleo y el trabajo decente. En 2010, esta búsqueda de una "sociedad para todos" se enfrenta a graves desafíos provocados por la crisis económica mundial y el empleo, resurgiendo la pobreza y la inseguridad social a largo plazo.

Convivimos con personas que se encuentran en situación de pobreza y de exclusión social, e incluso de indigencia. En Europa se ha incrementado el número de personas que sufren exclusión. El 17% de los europeos, cerca de 80 millones de personas en Europa, una de las zonas más ricas del mundo, carecen de los recursos necesarios para cubrir sus necesidades básicas. Estas carencias se sufren en otros continentes, sobre todo en África y en Asia en donde en algunas zonas el porcentaje de pobreza y de sufrimiento es vergonzoso para nuestros países.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 44 por ciento de la población de América Latina es pobre y el 40 por ciento de esos son indigentes que viven con menos de un dólar diario.

Según el Profesor Amartya Sen en "Pobreza Global y Justicia Global", las cuestiones concernientes a la distribución que figuran -de modo explícito o implícito- en la retórica tanto de los manifestantes antiglobalización como de los firmes defensores "pro globalización" necesitan un examen crítico. Acepta que este tema se ha visto perjudicado con la popularidad de algunas cuestiones extrañamente fuera de foco.

Para rebelarse contra la atroz pobreza y las pasmosas desigualdades que caracterizan al mundo actual, o para protestar contra la división injusta de los beneficios de la cooperación global, no es necesario afirmar que la desigualdad no sólo es terriblemente grande sino que también se está volviendo marginalmente más grande.

La cuestión de la justicia en un mundo de grupos diferentes y de identidades dispares exige una comprensión más completa. Es necesario comprender y utilizar esta clase de interdependencias para superar las desigualdades y las asimetrías que caracterizan a la economía mundial. Por sí sola, la mera globalización de las relaciones de mercado puede ser un medio totalmente inadecuado para alcanzar la prosperidad mundial.

A continuación  Kofi Annan, Ex Secretario General de Naciones Unidas, Premio Nobel de la Paz 2001: "La justicia social es tratar de estar atento a las necesidades de los demás y aceptar que todos compartimos el mismo planeta y que los recursos son limitados."

Y Pascal Lamy Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Se tiene que oponerse a la injusticia social como característica inevitable de las sociedades."

 

No hay comentarios: