miércoles, 19 de mayo de 2010

El impacto del conflicto colombiano en niños y niñas: graves abusos y violaciones de derechos humanos.

Informe del Secretario General sobre los niños y el conflicto armado en Colombia. (ONU).

Colombia es una de las democracias más antiguas de América Latina y ha disfrutado de un crecimiento económico y un desarrollo sostenidos. No obstante, los casi 50 años de conflicto ininterrumpido y la existencia de poderosos grupos delincuenciales, constituyen un grave impedimento para la gobernanza y el respeto de los derechos humanos. Esta situación ha repercutido considerablemente en la seguridad de la población y en la situación humanitaria en general. En este contexto, los niños siguen siendo uno de los sectores más vulnerables de la población.

Pese a las medidas adoptadas por el Gobierno para reforzar la seguridad y el estado de derecho, el conflicto ha tenido graves consecuencias para la situación de los derechos humanos de la población civil. Se han atribuido graves violaciones de los derechos de los niños a todas las partes en el conflicto, pero principalmente a los grupos armados ilegales. Estos grupos continúan reclutando a niños, cometiendo delitos de violencia sexual contra mujeres y niñas, matando a civiles, colocando minas antipersonal y llevando a cabo secuestros. También se ha tenido conocimiento de violaciones cometidas por oficiales de las Fuerzas Militares de Colombia, lo que contraviene claramente la política del Gobierno.

Los desplazamientos forzados de la población de Colombia son una de las principales consecuencias de los elevados niveles de violencia. Entre los factores causantes figuran los enfrentamientos armados, los asesinatos, las masacres y las amenazas, la presencia de minas antipersonal, el reclutamiento de niños, la violencia sexual y la denegación de acceso a los suministros humanitarios y de otro tipo. Los desplazamientos forzados afectan de manera desproporcionada a determinados grupos de la población, como las mujeres y los niños. La Corte Constitucional de Colombia ha señalado que, según varias fuentes, hasta un 50% de los desplazados son menores de 18 años.

Según datos de Naciones Unidas, confirman que Colombia es el segundo país con más población de desplazados internos del mundo y de acuerdo con la Corte Constitucional de ese país, un 50% de ellos son menores de 18 años. Según el Alto Consejero Presidencial para la Acción Social de Colombia, entre 1997 y 2008, más de un millón de niños y niñas fueron víctimas del desplazamiento forzado.

En el marco del conflicto colombiano los Grupos Armados (legales e ilegales), han cometido graves violaciones de la Convención sobre los Derechos del Niño, el Protocolo facultativo relativo a la participación de niños en los conflictos armados y las normas del derecho internacional humanitario. El gobierno colombiano ha manifestado reiteradamente que en Colombia no hay ningún conflicto armado interno, pero los constantes desplazamientos en masa de comunidades desmienten esta afirmación. Esta vinculación existente entre desplazamiento interno en Colombia y abusos y violaciones de derechos humanos también la resalta el Informe del Secretario General sobre los niños y el conflicto armado en Colombia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de fecha 28 de agosto de 2009 . Este documento muestra los graves abusos y violaciones de los derechos que sufren los niños y las niñas en la situación actual: reclutamiento y utilización como soldados, muerte y mutilación, actos graves de violencia sexual, desplazamiento forzado; secuestro, ataques contra escuelas y hospitales y denegación del acceso humanitario. En relación a los niños y las niñas soldado cobran especial importancia el reclutamiento y utilización de niños y los actos de violencia sexual.

2. Graves abusos y violaciones de derechos humanos contra niños y niñas: Reclutamiento forzoso y abusos sexuales.

A. Reclutamiento y utilización de niños.

Según Naciones Unidas y la Corte Constitucional de Colombia, la utilización de niños y niñas por guerrilla y grupos paramilitares es generalizada. Se estima un número en torno a 8000 niños y niñas participantes en actividades militares con todas las partes del conflicto según el Ministerio de Defensa Colombiano y 11000 según Organizaciones No Gubernamentales. Al mismo tiempo el Comité de los Derechos del Niño ha expresado su preocupación por la utilización de niños y niñas por las Fuerzas Militares de Colombia para actividades de Inteligencia, pese a la existencia de tres directivas que prohíben esta práctica.

B. Muerte y mutilación de niños

Las muertes y mutilaciones de niños siguen siendo motivo de grave preocupación, pero a menudo resulta difícil determinar si los autores de esas muertes o lesiones pertenecen a grupos armados.

C. Actos graves de violencia sexual contra niños.

Dentro de las violaciones generalizadas a los derechos humanos de niños y niñas en Colombia, resultan especialmente preocupantes los casos de actos de violencia sexual contra menores. En ocasiones, las niñas reclutadas en los grupos armados son obligadas a prestar servicios sexuales, y si se quedan embarazadas son castigadas y obligadas a abortar.

Frente a esta situación, el Secretario General sobre los niños y el conflicto armado en Colombia (Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas), exhorta a todas las partes a acatar la legislación internacional pertinente y asignar prioridad al cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados, y a poner fin a las graves violaciones contra los niños que se les imputan. También se exhorta al Gobierno de Colombia a cumplir las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, así como las formuladas por los Estados en el marco del Examen Periódico Universal y las de los procedimientos especiales establecidos por el Consejo de Derechos Humanos sobre los niños afectados por conflictos armados.

Frente a esta situación, el Secretario General sobre los niños y el conflicto armado en Colombia (Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas), exhorta a todas las partes a acatar la legislación internacional pertinente y asignar prioridad al cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados, y a poner fin a las graves violaciones contra los niños que se les imputan. También se exhorta al Gobierno de Colombia a cumplir las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, así como las formuladas por los Estados en el marco del Examen Periódico Universal y las de los procedimientos especiales establecidos por el Consejo de Derechos Humanos sobre los niños afectados por conflictos armados. Por lo que eleva las siguientes.

3. Recomendaciones.

Al Gobierno Colombiano:

• Priorizar el cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre niños y niñas en conflictos armados y los acuerdos internacionales sobre menores.
• Cumplir sin demora la prohibición de utilizar niños y niñas por parte de las Fuerzas Armadas con fines de inteligencia militar y poner fin a los interrogatorios a niños y niñas desvinculados de la guerrilla. No se llevarán a cabo actos militares en las escuelas a cargo de las Fuerzas Armadas.
• Investigar los casos de abusos sexuales cometidos por todas las partes del conflicto y llevar a los responsables ante la justicia.
• Adoptar una estrategia de acción amplia, que tenga en cuenta los vínculos entre violaciones de derechos humanos y el desplazamiento interno en Colombia, que afecta a multitud de niños y niñas.

A los grupos armados ilegales:

• Reconocer públicamente su obligación de cumplir el derecho internacional humanitario y a respetar las normas internacionales de derechos humanos.
• Comprometerse públicamente a no reclutar a personas menores de 18 años. Todos los niños y niñas soldado deben ser liberados de inmediato.
• Denunciar e impedir los casos de violencia sexual perpetrados por sus miembros, incluidas la violación y otras formas de violencia sexual.
• Cesar de inmediato los ataques dirigidos a escuelas al igual que la ocupación de estas como estrategia operativa.
• Renunciar al uso de minas antipersona que provocan la muerte y mutilación de un importante numero de niños y niñas.

A continuación el Informe:


Fuentes:

- Menores Soldados. El impacto del conflicto colombiano en niños y niñas: graves abusos y violaciones de derechos humanos. 12 de febrero de 2010: Día Internacional contra la Utilización de Niños y Niñas Soldado.

No hay comentarios: