sábado, 13 de marzo de 2010

Los Informes sobre los Derechos Humanos En Colombia


Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Colombia durante el año 2009, presentado por el Representante de la Oficina en Colombia el Señor Christian Salazar Volkmann.

Ad portas de la jornada electoral en Colombia, han sido presentados dos informes sobre la situación de los Derechos Humanos en Colombia. Uno, el Severo informe de la ONU sobre situación de derechos humanos en Colombia, otro, el publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Informe anual de la ONU sobre los Derechos Humanos en Colombia.
-
Este informe analiza los hechos más importantes relacionados con la situación de derechos humanos y derecho internacional humanitario en Colombia en el año 2009. El informe registra, entre otros temas, importantes avances, destacando la reducción drástica de las denuncias por ejecuciones extrajudiciales y los progresos en la tramitación de los procesos contra congresistas y funcionarios públicos por presuntos vínculos con organizaciones paramilitares.

El informe reconoce la apertura gubernamental al escrutinio internacional al recibir a cuatro relatores especiales y realizar el seguimiento por propia iniciativa de las recomendaciones del examen periódico universal. La Alta Comisionada agradece el espíritu de cooperación que existe entre el Gobierno y su Oficina en Colombia y destaca la apertura y franqueza del Gobierno para tratar los retos que enfrenta en materia de derechos humanos.

El informe muestra cómo el conflicto armado interno continúa planteando muchos retos para el país, incluyendo el total desprecio por el derecho internacional humanitario por los grupos guerrilleros. Esta situación se ve exacerbada por la violencia contra la población ejercida por los grupos armados ilegales surgidos del proceso de desmovilización de las organizaciones paramilitares, los nexos de los actores armados con el narcotráfico y el impacto especialmente grave del conflicto armado interno en las comunidades indígenas y afrocolombianas.

Asimismo, el informe analiza los desafíos en la implementación de la Ley Nº 975 (2005), llamada de "justicia y paz", el aumento de amenazas y la utilización ilegal de los servicios de inteligencia contra los defensores y las defensoras de derechos humanos y otras personas, la polarización entre el Gobierno y la comunidad de derechos humanos y entre el ejecutivo y la Corte Suprema de Justicia, así como el aumento de los casos de violencia sexual. Además, persisten profundas debilidades en varios departamentos para alcanzar la plena satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, que se traducen en discriminación de facto y marginación de la población afrocolombiana e indígena.

Finalmente en el informe se resumen algunas de las principales actividades desarrolladas por la Oficina en Colombia y se presentan una serie de recomendaciones.

Informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos:

En su informe, el departamento de Estado pintó un panorama sombrío sobre la situación de los Derechos Humanos en Colombia en 2009 por parte del Estado, la guerrilla, nuevos grupos armados ilegales y paramilitares, pese a las medidas del Gobierno Nacional para combatir esos abusos.

Asimismo, el análisis destacó algunos casos “de corrupción con impunidad”, entre estos el escándalo con el programa Agro Ingreso Seguro, de entrega de subsidios no reembolsables.

Se trata de la primera vez que el Departamento de Estado se pronuncia en un informe oficial sobre lo que se convirtió en el mayor escándalo político en Colombia el año pasado.

Según el informe, los abusos “significativos” de los Derechos Humanos en 2009 incluyeron asesinatos “ilegales y extrajudiciales”, y la colaboración de algunos elementos militares con nuevos grupos armados ilegales y paramilitares que se negaron a desmovilizarse.

Agregó que hubo desapariciones forzosas, condiciones de hacinamiento e inseguridad en las prisiones, tortura y mal trato de detenidos, arrestos arbitrarios y un alto número de detenidos que, antes de su juicio, compartieron celda con presos ya convictos.

También hubo impunidad y un deficiente sistema judicial “sujeto a intimidaciones”, además de “vigilancia ilegal de grupos civiles, opositores políticos y agencias gubernamentales”, en referencia a las “chuzadas” o rastreos telefónicos por parte del DAS.

Sin embargo, el Gobierno tomó medidas para proteger a “miles” de sindicalistas, activistas de derechos humanos y otros grupos, dijo el departamento de Estado.

Por otra parte, señaló que los medios de comunicación independientes operaron sin restricciones, pese a que miembros de grupos armados ilegales “intimidaron, amenazaron, secuestraron o mataron a periodistas”, que según varias ONG nacionales e internacionales provocaron la autocensura entre algunos.

Estos son los informes:

Informe de La ONU Sobre Los Derechos Humanos en Colombia. 2010

Informe de Derechos Humanos en Colombia - 2009. Departamento de Estado USA

No hay comentarios: