sábado, 6 de marzo de 2010

La protección constitucional de la salud

La profesora Dra. Marta León Alonso, de la Universidad de Salamanca, acaba de publicar su nueva obra La protección constitucional de la salud, publicación que coincide con la reciente polémica suscitada en Colombia con la expedición de los Decretos de Emergencia Social.

La salud se perfila como uno de los bienes jurídicos que goza de mayor tutela en nuestro Derecho positivo. El binomio entre Derecho y salud da lugar a la aparición de una nueva rama del ordenamiento jurídico, el Derecho sanitario, a la vez que propicia apasionadas controversias sobre la tutela y el ejercicio de algunos de los derechos de la persona más significativos, como el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal o la libertad de conciencia. El estrecho vínculo que existe entre estos derechos fundamentales y la salud obliga a reinterpretar la Constitución en busca de una solución, lo más satisfactoria posible, a la polémica sobre la naturaleza jurídica del denominado «derecho a la protección de la salud», que ha sido considerado tradicionalmente como un «simple» derecho social, aun cuando su estructura compleja encierra, en realidad, una libertad individual (el derecho a la salud) y un derecho prestacional (el derecho a la asistencia sanitaria).

El ejercicio de estos derechos precisa, en mayor o menor grado, de la existencia de una estructura u organización que asegure su ejercicio. En este sentido, corresponde al Sistema Nacional de Salud velar por el desarrollo efectivo del «derecho a la asistencia sanitaria». Dicho Sistema se configura como una «institución garantizada constitucionalmente», cuyos rasgos esenciales (universalidad, descentralización e integridad) no pueden ser vulnerados por el legislador. Estos rasgos son un límite constitucional -similar al impuesto por el respeto al «contenido esencial» de los derechos fundamentales- que adquiere relevancia, sobre todo en tiempos de crisis económica, frente a quienes pretenden desmantelar la infraestructura del Estado del Bienestar, ignorando la fuerza jurídico-vinculante de la cláusula del Estado social.

La obra de la profesora Dra. Marta León Alonso, es un texto que debe ser leido por la comunidad académica para seguir profundizando en este tema tan esencial, y por supuesto por los integrantes de las Ramas del Poder Público, para que no sigan comentiendo tantos errores y entiendan de una vez por todas que ante temas tan vitales e importantes, no se pueden poner en juego los principios en los que se fundamenta el Estado Social, o tal como lo acabamos de indicar en palabras de la profesora León Alonso "ignorando la fuerza jurídico-vinculante de la cláusula del Estado social."

No hay comentarios: