viernes, 30 de enero de 2009

Bartolomé de las Casas y los "Derechos Humanos".




Bartolomé de las Casas y los “Derechos Humanos”. Desconocimiento y actual vigencia del Precursor.


Ricardo Arrieta Castañeda
Febrero 2 de 2009.


- “Derechos Humanos”. Vigencia y desconocimiento del Precursor.
- Bartolomé de las Casas inventó término “Derechos Humanos”
- Vigencia y desconocimiento
- Vigencia de Bartolomé de las Casas hoy en día
- La Universidad Carlos III de Madrid y Bartolomé de las Casas.


Se ha sostenido por autores como Ramón B. Martínez Portorreal, la idea de que los Derechos Humanos, como concepto que abarca la protección de la dignidad humana y los derechos del ser humano, nacieron en la isla la Hispaniola o de Santo Domingo, por allá por 1511, con el extraordinario sermón de adviento del Fray Antón de Montesino del 21 de Diciembre de ese año.
Los sermones que el dominico fray Antonio de Montesinos pronunció en aquel lejano adviento de 1511, y que el ardiente fray Bartolomé de las Casas nos reporta en su Historia de las Indias, son el preludio de la conceptualidad en materia de Derechos Humanos y abrieron las puertas al proceso de legitimizar estas aspiraciones de los dominicos de la época.
Incluísmos aquí un artículo de la agencia EFE, que nos trae una crónica, en la que se señala que Fray Bartolomé de las casas, fue el primero en hacer uso conceptual de la expresión Derechos Humanos.
Los sermones que el dominico fray Antonio de Montesinos pronunció en aquel lejano adviento de 1511, y que el ardiente fray Bartolomé de las Casas nos reporta en su Historia de las Indias, son el preludio de la conceptualidad en materia de Derechos Humanos y abrieron las puertas al proceso de legitimizar estas aspiraciones de los dominicos de la época.


===================
Bartolomé de las Casas inventó término “Derechos Humanos”
agencia EFE 14/07/2007


El fraile sevillano Bartolomé de las Casas fue el primer hombre de la Historia que acuñó la expresión ‘Derechos Humanos’, en su obra ‘De los Hombres que se han hecho esclavos’, según sostiene el biógrafo del dominico Luis Iglesias Ortega en el libro ‘Bartolomé de las Casas: 44 años infinitos’.‘En España, si esto se sabía, nunca se ha dicho’, aseguró Iglesias en una entrevista con Efe, y destacó la impronta que dejó la obra de las Casas en las sucesivas declaraciones de los derechos del hombre.
Tal fue el caso de la declaración de Jacques Danton, jefe del gobierno francés durante el periodo revolucionario de este país a finales del siglo XVIII, al abolir la esclavitud, iniciativa que el francés consideró impulsada por ‘los grandes principios desarrollados por el virtuoso Las Casas que habían sido olvidados’.
‘Cuarenta y cuatro años infinitos’, editado por la Fundación José Manuel Lara, es, según su autor, un intento de desmitificar la figura del dominico sevillano, ‘tanto para los que han exagerado su labor y lo han considerado ‘el padre de América’, ya que América la hicieron entre muchos, peor o mejor’, como para aquellos que lo demonizaron, ‘tachándolo de ‘anti español’ porque consideraban que la defensa de los indios era sinónimo del odio a España’.‘En su defensa de los indios, él asumía su condición de español para denunciar las injusticias en América y eso no es un desdoro para España sino una gloria’, manifestó Iglesias, quien confesó que su pretensión con esta biografía es la de ‘restituir el verdadero rostro de este hombre’.
Sin embargo, esta obra destaca al Bartolomé De Las Casas jurista, señaló el biógrafo, quien consideró que ‘Las leyes nuevas de Indias’, que el dominico redactó y con las que pedía la abolición de la esclavitud del indio y de las encomiendas a las que lo sometía el imperio español, es ‘el documento más importante de la historia de España’.
Para Iglesias, el fraile atravesó dos etapas en su trayectoria, la primera de las cuales, cuando era un simple clérigo, concluyó con ‘el desastre de Cumaná’, que se saldó con la muerte de toda la población en esta región venezolana, donde De Las Casas intentó defender a los Indios ‘basándose únicamente en principios morales’. ‘Esto motivó su entrada en la orden de los dominicos y el inicio de sus estudios de Derecho’, indicó Iglesias, para quien ‘desde entonces el fraile basaría todos sus esfuerzos por defender a los indios en principios jurídicos’.


En relación con la polémica histórica en torno a De Las Casas, quien solicitó al emperador español la importación de esclavos negros a América, Iglesias explica que el fraile, ‘que por otra parte no fue ni el primero ni el único que hizo esta solicitud al rey’, se arrepintió de ello más tarde, hasta el punto de que incluyó en su ‘Historia de las Indias’ dos capítulos en los que defendía a los negros ‘en los mismos términos que a los indios’.
‘El pensaba que su condición de esclavos venía impuesta con anterioridad por un castigo, y se dio cuenta tarde de que no había motivo jurídico o moral que la justificase’, señala. ‘Bartolomé de Las Casas fracasó, pero su fracaso fue glorioso porque quedó en evidencia la injusticia de la otra parte’, expone Iglesias, y explica que ‘la independencia de América y su trauma sucedió porque no se le hizo caso al dominico’.
Luis Iglesias Ortega es miembro de la Asociación Iberoamericana de Filosofía e investigador de Historia de América en el Archivo General de Indias y en las bibliotecas del CSIC. Entre sus publicaciones se encuentran ‘Unamuno, especie única’, ‘El pensamiento quijotista de Unamuno entre la filosofía y el mito’, y en la actualidad concluye los libros ‘El muro de tierra firme’, sobre la conquista de América del Sur, y ‘Derechos humanos y derechos políticos en Bartolomé de las Casas’.
Desconocimiento y Vigencia
Por su parte, el catedrático español Francisco Fernández Buey ha planteado el “desconocimiento” que en España aún se da en torno a este personaje, “plenamente vigente” en el siglo XXI. Fernández Buey se ha referido al “nuevo indigenismo” o “nuevo indianismo” en torno a los nuevos movimientos surgidos en países como Ecuador o Bolivia, donde sus reivindicaciones vienen a decir que “el espíritu utópico de Bartolomé de las Casas tiene mucha vigencia porque, desde el punto de vista político y socio-político, en la defensa de las lenguas y culturas indias hay que ir mucho más allá de donde él se quedó”.
Este catedrático destaca que, hasta ahora, la visión que se tenía en España de Bartolomé de las Casas había estado “muy condicionada por la leyenda negra que giraba aún en torno a este país”. Sin embargo, explicó el profesor, lo que escribió Bartolomé de las Casas la crítica histórica ha demostrado que lo que estaba diciendo era “lo que en realidad estaba ocurriendo en América”, por lo que insta a “romper con la visión de que era un loco, un exagerado y un obseso”, ya que “no se aguanta desde el punto de vista historiográfico”.
Vigencia de Bartolomé de las Casas hoy en día
Según el filósofo mexicano Mauricio Beuchot, De las Casas, en la actualidad, “es aún un modelo de pensamiento y un paradigma de pensamiento latinoamericano, pese a su origen español”. Beuchot ha afirmado que ya Bartolomé de las Casas “se acercaba mucho a la idea de derechos humanos que tenemos hoy”, pese a que a algunos “les parece que todavía está en otra época”. Según Beuchot su intención es bastante parecida a lo que nosotros entendemos como derechos humanos, porque él ya hablaba de “un derecho natural subjetivo; es decir, individual, los míos, los de la persona, salvando las distancias, porque hay que ser conscientes de que él vivió en otra época”.
Por otra parte, en relación con los negros, los historiadores recientes han destacado que se dio un momento en la historia en el que, para salvar a los indígenas del genocidio, Bartolomé de las Casas “pidió que se trasladaran negros a las Indias, aunque luego se arrepintió”, lo que se ve, con posterioridad, en su Historia de las Indias, donde deplora haber tenido esa idea y defiende “la libertad de los negros”.
Contrario a la esclavitud de los indios y de los negros, De las Casas, concluye Beuchot, fue “antiesclavista sin más”.


La Universidad Carlos III de Madrid y Bartolomé de las Casas.


La Universidad Carlos III de Madrid ha reconocido notablemente el valor de Bartolomé de las Casas con la Creación del Instituto de Derechos Humanos “Bartolomé de las Casas”. Según el profesor Dr. Rafael de Asís Roig, director del Instituto, el Instituto de Derechos Humanos “Bartolomé de las Casas” viene desarrollando, desde el año 1990, una importante labor en el ámbito de las publicaciones sobre los derechos fundamentales. En este sentido posee en la actualidad una Revista, Derechos y Libertades, que constituye un referente en lengua castellana de la teoría de los derechos. Igualmente publica, en colaboración con la editorial Dykinson, una colección de monografías, una colección de cuadernos y otra de seminarios. Universitas constituye un complemento ideal de estas publicaciones y, en cierto sentido, viene a llenar un vacío y a completar un proyecto integral en esta materia.

No hay comentarios: